Tag Archives: tareas domésticas

Limpiar una aceitera

11 Dic

Seguramente si tienes una aceitera está engrasada y si no es así es porque es nueva o porque no la usas nunca.

Llegará el día en que te toque limpiarla y limpiarla en su interior no es nada fácil.

Por suerte existe un truquito casero que la dejará impecable. Lo único que necesitas es un chorro de hipoclorito, agua Jane o lejía (cómo te guste llamarla), agua caliente, un chorro de vinagre y papel de diario.

Tienes que poner el chorro de hipoclorito en la aceitera y llenar con agua muy caliente (casi hirviendo).

Hay que dejarla en remojo algunas horas. Luego se vacía y se le saca brillo con el papel de diario y el vinagre.

¡Y pronta para usar!

Anuncios

El fregado

31 Ene

 Tarea necesaria.

No se pueden acumular por mucho tiempo los platos sucios y los vasos  y los cubiertos y la taza y la olla y la sartén y….si ese llegara a ser tu caso te recomiendo ir al supermercado ahora mismo a comprar un desodorante de ambiente bien fuerte y algún producto para matar la invasión de moscas que debe de existir en tu….¿cocina?.
Como decía, el fregado es una tarea necesaria, nada más y nada menos. ¿A quién le gusta fregar? Yo no conozco a nadie así que no puedo dar testimonios al respecto.

Lo que reitero por tercera vez (parece que hoy ando un poco pesada) es que es algo necesario….tipo…lo tenés que hacer si o si 😦

Lo primero  y principal para iniciar la tarea es tener un detergente. Hay múltiples opciones, ahí entrarán en juego las preferencias, eso si, nada de andar  siendo amarrete y comprar ese jabón líquido que sale 10$ porque te gastás la botella fregando una sola cuchara y no vez espuma ni soñando!.

Tenés que tener una esponjita de la que se te ocurra comprar y también esponja de aluminio para pasarle a las ollas (salvo que sean de teflón).
Si tenés manos delicadas o no te gusta andar tocando cosas sucias, entonces  tenés que comprar un par de guantes de goma, eso tampoco sale caro y duran bastantes. Para saber el tamaño que necesitás te fijas en el paquete. En todos tenés la posibilidad de medir el tamaño de tu mano y saber si te sirve o no.

Si vas a fregar algún recipiente, plato, sartén,etc que tuvo comida con aceite o tuco, etc, lo más conveniente es que los laves con agua caliente de lo contrario van a quedar un poco más limpios pero no del todo lo cual sería lo correcto.
Si tenés un escurridor, ponés lo que fregaste allí y luego cuando esté todo seco guardás y listo. Claro, no te olvidés que no es necesario esperar una semana para que eso ocurra. La idea es ir dejando todo medianamente ordenado a medida que se hace el desorden. ¿ta?

Si no tenés escurridor entonces deberías tener unos cuantos repasadores para tener uno siempre a mano (limpio y seco) para terminar tu tarea.

Lo aquí descripto sería lo básico en cuanto al fregado. Otro día si se me da la gana sigo…ahora la dejo acá porque yo soy una simple y pobre mortal que no tiene lavavajillas y me esperan mis propios trastos en la cocina!! Buaaaaaa! Odio fregar! Odio fregar! Ommmm!…ommmm es necesario, es necesario… 🙂

¿Todo friamente calculado?

25 Ene

-“Ya elaboré un riguroso programa de actividades“-

-“¿Y eso que es? “Le pregunté a Flor mientras me la imaginaba sola en su casa con cronómetros, alarmas, almanaques llenos de anotaciones, dos o tres agendas, recordatorios en la heladera…

 -“Fácil; sé a que hora me levantaré en la semana y los fines de semana, sé cuanto tiempo voy a tardar en bañarme, arreglarme  y eso incluye el maquillaje”. Hablaba muy entusiasmada y convencida de todo lo que decía. Yo sólo escuchaba.

-“Calculé cuantas horas me llevará por semana hacer la limpieza de la casa, ir al super y cocinar!!.”

-“A eso le llamo yo ser una mujer organizada, no hay dudas!”. Fue lo que salió de mi boca aunque después, pensándolo mejor se me ocurrió  que esa organización podría ser llamada de otra manera…. Cuando volví a hablar con Flor, habían pasado dos semanas desde que vivía como una soltera independiente.-“¿ Y cómo te va? ¿Todo bien? ¿Estás contenta?”.

– “Muy contenta, si…..”.

– “¿Cómo te manejas con las cosas de la casa?” Flor siempre dependió de su madre, de su padre, de su abuela y creo que hasta del perro!!!.

-” Por ahora me va muy bien. La verdad es que no me puedo quejar, sólo que hay algo con lo que no he podido”.

– “¿Qué? Pregunté impaciente”. Hace dos semanas esta mujer tenía todo friamente calculado.

– “Sabés que cocinar puedo. Bueno, sabés que sólo como ensaladas.”

-” Si.”

-” Es que….¿cómo explicarte? ¿Te acordás que te dije que hice un programa de actividades?”

– “Claro, el “super programa de actividades”. ¿Te resultó difícil de cumplir?”

-” No, bueno, más o menos. El problema es que hubo detalles que se me escaparon cuando lo hice“. Flor me estaba desesperando. Soy impaciente y ella parecía que estaba contando un cuento de misterio o algo así…

-” Dale che ¿Qué te pasa? ¿En serio estás bien?”

– “Si, es que no me dan los tiempos según lo que yo calculé.Imaginate: me olvidé que cada vez que hago jugo de naranja tengo que lavar el exprimidor!!! Y eso me lleva 3 minutos y esos 3 minutos los pierdo para tender la cama y me retraso para bañarme y arreglarme y así sucesivamente….”

No me acuerdo que le dije. Lo de histérica me lo guardé porque Flor es una amiga y no es una histérica. La emoción la embargó, o se le fue la mano con el entusiasmo, o por un momento fue poseída por un ser del más allá, o no tomó la pastillita.

Terminamos tomando unos mates y hablando de la película que yo había visto en el cine la noche anterior. Y finalmente Flor hizo  lo que establece la Ley de Lynch: “Cuando las cosas se complican, todo el mundo las deja”. Ahora toma jugo de naranja envasado.

De los pequeños primeros errores…

23 Ene

…u horrores, según como se lo quiera ver.

Para ilustrar la cuestión les contaré una historia real:

Finalmente después de planificarlo mi buen amigo Diego se encontró sólo en su nuevo hogar, con su nueva vida y…era hora de cocinar!

El menú elegido fue algo sencillo y que le gustaba mucho:una rica polenta. Compró el queso rallado, una lata de tuco y obviamente la harina de maíz.

Iba todo bien hasta que de pronto sus ojos vieron con desesperación como su cena se escurría por el colador!!

Y así fue que Diego se dió cuenta de que no tenía idea de como cocinar…Mamá!!!!!!!

Si no hubo experiencia culinaria previa, los congelados, las latas, la rotisería, etc, son los aliados del soltero independiente.Y está bien, hay tiempo para aprender si se quiere.

Primeros errores, primeros horrores; hay que tomárselo con humor. ¿Quién nació sabiendo?.

“Lo que tenemos que aprender, lo aprendemos haciendo”. (Aristóteles)

  • Aclaración: Por si no lo sabías la polenta no necesita colador!! Y por cierto, un consejo: la receta se puede encontrar al dorso del paquete. 

PROXIMAMENTE: INTRODUCCIÓN A LA COCINA.