De los pequeños primeros errores…

23 Ene

…u horrores, según como se lo quiera ver.

Para ilustrar la cuestión les contaré una historia real:

Finalmente después de planificarlo mi buen amigo Diego se encontró sólo en su nuevo hogar, con su nueva vida y…era hora de cocinar!

El menú elegido fue algo sencillo y que le gustaba mucho:una rica polenta. Compró el queso rallado, una lata de tuco y obviamente la harina de maíz.

Iba todo bien hasta que de pronto sus ojos vieron con desesperación como su cena se escurría por el colador!!

Y así fue que Diego se dió cuenta de que no tenía idea de como cocinar…Mamá!!!!!!!

Si no hubo experiencia culinaria previa, los congelados, las latas, la rotisería, etc, son los aliados del soltero independiente.Y está bien, hay tiempo para aprender si se quiere.

Primeros errores, primeros horrores; hay que tomárselo con humor. ¿Quién nació sabiendo?.

“Lo que tenemos que aprender, lo aprendemos haciendo”. (Aristóteles)

  • Aclaración: Por si no lo sabías la polenta no necesita colador!! Y por cierto, un consejo: la receta se puede encontrar al dorso del paquete. 

PROXIMAMENTE: INTRODUCCIÓN A LA COCINA.

Anuncios

Una respuesta to “De los pequeños primeros errores…”

  1. Fede enero 23, 2008 a 2:30 pm #

    Jaja… excelente. Yo por eso no hago polenta.

    Y respecto a las recetas, aun guardo mi primera (y única) bolsa de arroz, porque detrás tiene las instrucciones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: